sábado, junio 10, 2006

Princesas y farándula: absolutamente compatibles

Laray laray laray!!! Ayer recibí una llamada muy entretenida: mi mamá me había conseguido una invitación para el estreno de Princesas Disney On Ice!! Inicialmente sólo había una entrada para ella, por lo que quedamos separadas: ella en primera fila VIP, y yo en platea lateral por poco cobrando la entrada para los baños... jeje, no tanto, la verdad, pero se notan los privilegios XD

Luego de casi arrancarme del laboratorio para llegar a tiempo, estuve más de media hora esperando la micro. Tomé una directo para el lugar aunque de “directo” tenía re poco, y como ya era de noche, la micro iba peor que lata de sardinas y no veía absolutamente nada más que el cerro de un lado y edificios del otro; además, la vez anterior llegué en auto, y ahora tuve que preguntar a la gente dónde debía bajarme. Craso error!!! La niña a la que le pregunté me hizo bajarme un equivalente a 5 calles antes, cosa que descubrí apenas salí de la lata de sardinas. Demasiado tarde. Me puse a caminar lo más rápido posible en medio del barro (por suerte las lluvias ya habían acabado), y avisé a mi mamá que si me veían por el camino, que me recogieran!! porque por mucho que me guste el bosque, en Santiago y de noche no me hace gracia. Por suerte desde un auto escuché que una señora me preguntaba si sabía cómo llegar al Espacio Riesco; le dije que sí y que para allá iba, y ella amablemente se ofreció a llevarme, por lo que me fui con toda su familia, niños, pañales y mamaderas incluidas.

Y al parecer se corrió rápido el rumor de que yo iría al evento, porque camarógrafos, entrevistadores, reporteros gráficos y CQC incluidos me salían al camino por todos lados. Si no me creen, pregúntenle a Iván Zamorano, Carlos Pinto, rostros y actores del canal 7 (TVN) y clan Rojo Fama contra Fama que estaban justo en mi sector 0.ó

Me senté junto a un matrimonio que también se me hizo cara de TV, no sé si farandulero o político, aunque pal caso es lo mismo. La señora empezó a conversar conmigo y comentábamos que el público estaba lleno del Jet Set criollo, y me preguntó si yo también era de la farándula porque mi cara se le hacía conocida. Comprenderán cómo me reí, y le dije que quizás había visto alguna de mis películas, pero me pareció que la señora no sabía muy bien si creerme o no XDD Es que mi cara de farándula es única un viernes en la noche, luego de pelear con bacterias toda la semana... como para protagonizar El Exorcista.

El show estuvo muy lindo, aunque coincidimos en que fue mejor el Disney On Ice del año pasado. Ahora casi no hacían piruetas complicadas, y se dedicaban más a contar los cuentos y a lucir los trajes, que eran maravillosos. Tomé muchas fotos, aunque la poca capacidad de mi zoom y el movimiento de los patinadores no me ayudaron. De todas maneras aquí les dejo algunas. Y por supuesto que me enamoré, esta vez del príncipe de la Cenicienta, y del príncipe Felipe de la Bella Durmiente, que se dio un porrazo de los buenos; y también del príncipe Eric, y de la Bestia, y de Aladdin, y de todos esos soldaditos que se veían tan lindos...

A la salida, más flashes y micrófonos y luces por aquí y por allá, y llevé a la hijita de la amiga de mi mamá a tomarse unas fotos con mis colegas de farándula. Por supuesto que en ninguna salgo yo, como siempre ocurre!

Por lo menos, gracias a este evento saqué algo más en limpio:

  1. A la farándula, puede pertenecer cualquiera. Y todos son igual que en la tele, nada de que la televisión engorda cinco kilos... mentira! La que se ve gorda es gorda, y la flaca es flaca.
  2. Cuando sea grande, luego de ser sucesora de Indiana Jones, de Tarzán y de Leonardo da Vinci, quiero ser Princesa.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Looking for information and found it at this great site... » » »

2:07 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home