domingo, marzo 18, 2007

Re-vuelta y Re-sumen

Qué de cosas han pasado en este tiempo!

Sí, sé que dije que en las vacaciones de febrero me aparecería más seguido, pero en verdad los días se me fueron haciendo cierto cursillo, así como cambiando el papel mural de la casa... que por cierto quedó un tanto surrealista. Por supuesto que algo descansé y pensé mucho en ustedes, pero han ido en aumento esas vocecillas que me dicen que tengo cada vez menos cosas entretenidas que contar. Ahora ya estoy de vuelta en el trabajo, asumiendo duramente la realidad!!

Entrando en algunos detalles, les contaré que a fines del año pasado mi mamá quedó ciega en cuatro días. Luego del pánico generalizado, un par de resonancias magnéticas descartaron lo peor, y le tuvieron que hacer un tratamiento en la clínica de donde la dieron de alta en vísperas de Nochebuena. Por suerte evolucionó bastante rápido y no perdió demasiada visión (teniendo en cuenta que es media piti y, además, despistada como ya he contado en alguna ocasión). Y como en esta vida un detalle puede desencadenar eventos insospechados, esto sirvió para que me decidiera de una buena vez por aprender a manejar y cambiar mi escoba por un vehículo de cuatro ruedas que nos sirva para emergencias y también para salir de vez en cuando. Así que en eso se fueron mis vacaciones de verano… el jueves por fin tuve mi examen, y antes de que al inspector municipal le diera un ataque cardíaco, logré que me dieran mi licencia XD. Y no es que yo maneje mal, pero es que estos caballeros tienen un genio del demonio que casi parecen poseídos. (¿qué culpa tienen esas personas que confunden la izquierda con “la otra izquierda”?... conste que yo iba de pasajera).

En los días que me quedaron libres, visité a mi amigo Alexis en su casa de la playa, y luego en Santiago fuimos a visitar esos museos que fueron casi mi segundo hogar cuando pequeña (alguien se acuerda que hace mucho tiempo conté que los visitaba con mis dos mejores amigos?). Fue genial volver a esos lugares!

Aquí hay dos fotos tomadas en el Museo Ferroviario, con un par de retoques de color de cuando me dan las voladas ¿artísticas? ...creo que mi cuota televisiva de "Art Attack" ha sido sobrepasada con creces!


Aquí está Alexis (a la izquierda) abrazado a un Moai. De repente me sentí en la peli "Una noche en el Museo", jeje.

En fin, ahora debo planear la mejor forma de asaltar un banco o derechamente robar un auto, y luego les cuento qué pasa en la relación Autopista-Sherezada. Ahora, si quieren colaborar y evitarme una larga visita a la cárcel, envíenme un e-mail y a vuelta de correo recibirán el número de cuenta a la que pueden hacer su generoso aporte. Ambas guineas son aceptadas. Chocolates también.

1 Comments:

Anonymous Dragoncete said...

Que bien que volviste! Me alegro de volver a leer tu chispa por aqui ;)

Que chungo lo de tu madre, me alegro que se recuperase bastante pronto.

Entre Una noche en el museo y El maquinista de la general, las fotos muy chulas.

Un besico

6:37 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home