domingo, abril 13, 2008

Que sí, que sigo por acá!

Aunque casi no me he aparecido, lo del título de este post es cierto!

Antes pensaba que teniendo un trabajo con horario más definido que el que tuve trabajando en laboratorio, iba a tener más tiempo libre; sin embargo luego de estar todo el día ante la pantalla de un computador, lo que menos hago al llegar a la casa es conectarme... y los fines de semana han sido un constante ir y venir por distintos motivos, por lo que estoy pensando seriamente instalar un taxímetro al auto para tener dinero en las vacaciones del próximo año.

Pero por suerte, no todo ha sido trabajo. A comienzos de marzo tomé el auto y en una osada maniobra subí a mis papás y una tía, y partimos a visitar a la familia de Temuco y Villarrica. El viaje de ida fue bastante más liviano de lo que pensé, quizás por las ganas de salir que teníamos todos, por lo que los más de 700 km se nos hicieron casi nada. La vuelta fue definitivamente cansadora, sin incluir las cero ganas de volver a trabajar al día siguiente. Además, de Temuco salimos después de las 10 de la mañana, de modo que llegamos a desempacar y acostarnos con pocas ganas de levantarse.


Paseando en Licar Ray. El del fondo es mi papá, buscando quizás qué cosa...

Fueron seis días de descanso que necesitábamos con urgencia. Lo triste es que mientras mejor uno lo pasa, más desea volver a tener la oportunidad de salir!

No tengo muchas más novedades, el trabajo sigue a full y cuando suena un teléfono quedo agarrada al techo. Ya les comunicaré cuando comience a quedar calva.

Un besote a cada uno, y ya voy por sus casas a visitarles.

1 Comments:

Anonymous Dragoncete said...

Di que si, que una desconexión, por breve que sea, siempre es bien recibida.

Me alegro de tu regreso (a ver si es verdad! jejeje) y de que lo pasaras bien.

Por aqui seguiremos guardando nuestras casas, pero no te preocupes, ya vamos vigilando la tuya no se nos vaya a colar un ladronzuelo y nos deje sin tesoros!!

Besicos

8:01 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home